6 abr. 2012

¿PUEDE UN HERMANO MASON AHUYENTAR AL LOBO DISFRAZADO DE OVEJA?



Querido Hermano Moisés: compruebo que continúa suscitando interés la publicación y los comentarios sobre los “lobos disfrazados de ovejas”.

No te equivocas en absoluto, pero, tú sabes que los lobos disfrazados de ovejas se pueden “colar “en todos los ámbitos y grupos.

Mientras los actos de un lobo disfrazado de oveja queden en una molestia o una incomodidad, en ese caso, no tienen la mayor relevancia. El problema radica y se maximiza cuando influyen en un grupo, o destruyen a alguien. 

Querido Hermano Moisés, no es un tema fácil, ya que para detectarlos es necesario que consideremos la posibilidad de su existencia.

Pero, siempre viene bien en ciertos tipos de lobos disfrazados de ovejas, si no se ven las cosas claras y tenemos la sospecha de que debajo del pelaje hay lobo escondido, preguntarle una vez y otra vez: ¿por qué dices esto? ¿Por qué haces esto? ¿Por qué difundes esto? ¿Por qué...? ¿Por qué...? ¿Por qué…?

En la mayoría de estas preguntas, el lobo disfrazado de oveja, no responderá o dará escusas. Y, si lo hace, será con respuestas ambiguas, con argumentos confusos y dudosos, con frases hechas, con un toque de soberbia, sin reconocer errores ni presentar dudas al respecto, dándonos la impresión de que rehúyen ser interrogados.

Lo triste no es solamente la actuación del lobo disfrazado de oveja, sino las actitudes de los perros vigilantes que no saben reconocerlos, y las actitudes de las demás ovejas que miran hacia otro lado, hacia el suelo buscando el pasto.

Sin embargo, repito, muchas veces el lobo disfrazado de oveja no es más que un pobre hombre que vive atemorizado y confundido por sus propios conflictos y miedos personales. 

DELATAR AL LOBO DISFRAZADO DE OVEJA no significa ir a por él, ni mucho menos. Ni siquiera significa destaparle, indicando sus conflictos y miedos personales.

No se trata de "eliminar al lobo disfrazado de oveja", si no de AHUYENTARLO, demostrándole que en este rebaño no tiene sitio, que se le ha descubierto.

Querido Hermano Moisés, un masón vacacionado en su propia autoconstrucción, abierto al conocimiento y aceptación de la composición de su propia piedra bruta, no tiene miedo ni temor a la VERDAD (miedo no es sinónimo de pudor, de intimidad, de recato, de decoro,…), ni le desestabiliza el encontrarse con ella, todo lo contrario: le libera, le desbasta y le pule, continuando con su proceso “iniciático”. Y, esta es la ventaja que un masón vacacionado tiene sobre el “lobo disfrazado de oveja”, el cual no puede dejar de dentellear ante la idea de que se le desprenda la piel de oveja.

Querido Hermano Moisés: no se trata de eliminar al lobo disfrazado de oveja, sino de ahuyentarlo.

1 comentario:

  1. Hermanos, estamos viviendo tiempos oscuros, la Edad de Hierro o Kali-Yuga. Es lamentable que este tipo de pseudo-masonería se encumbre y ahogue al Verdadero Masón. No dudes en buscar las raíces, en tomar o incorporar el saber de los Antiguos, en sus textos han dejado reflejado el Conocimiento, la Verdad. Es necesario pasar de la especulación a la operatividad. Busca y hallarás, llama y se te abrirá, pide y se te dará. Paz y Gloria.

    ResponderEliminar